Mérida, Yucatán a 29 de Noviembre del 2010.- El secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Dr. Eduardo Battllori Sampedro asistió el día de hoy a la decimo sexta edición de la Convención de Partes de Cambio Climático (COP), llevada a cabo en la ciudad de Cancún, que irá del 29 de noviembre al 10 de diciembre.

Esto representa la primera ocasión en la que se desarrolla este mecanismo internacional en un país latinoamericano; además de que representará uno de los más importantes y definitorios para la conservación del capital natural del mundo pues se espera que se logre el acuerdo internacional para promover el financiamiento para detener la deforestación y degradación forestal que es causante de cerca del 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global.

Lo antes mencionado desencadenara un financiamiento cercano a mil millones de dólares anuales para la conservación de las selvas y bosques tropicales de los países en desarrollo, y México podría ser uno de los beneficiarios de este financiamiento internacional.

Además de que se esperan importantes acuerdos para apoyar técnica y financieramente a los países con mayor grado de vulnerabilidad al Cambio Climático principalmente por los efectos de los eventos meteorológicos extremos, como los huracanes y las inundaciones, que de seguir con la trayectoria de calentamiento de la tierra, este tipo de fenómenos naturales intensificarán la fuerza de sus impactos y frecuencia; por lo que se espera que en esta COP-16 se logre un importante acuerdo internacional para facilitar la adaptación para reducir el impacto de los eventos extremos, es decir el financiamiento de orden de los 30 mil millones de dólares anuales para las acciones de adaptación al Cambio Climático.

Por su parte en el Estado de Yucatán ha sentando las bases para la construcción de una política pública eficaz para enfrentar las consecuencias adversas y aprovechar las oportunidades de financiamiento en torno a este fenómeno global, por tal motivo se ha posicionado a la entidad en contexto nacional e internacional como un Gobierno Sub Nacional líder en el tema.

Como prueba tenemos a una comunidad científica que ha puesto a la vanguardia a Yucatán en la construcción de escenarios de Cambio Climático que sin duda representa una herramienta estratégica para definición de futuras políticas y proyectos de desarrollo de la entidad.

Asimismo se establecido la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático de Yucatán, presidido por la C. Gobernadora Ivonne Aracelly Ortega Pacheco, para definir las estrategias y acciones para asegurar la protección del capital natural y social frente al Cambio Climático, fomentar una economía verde y la promoción de energías limpias para desarrollo competitivo de Yucatán.

Además con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo se realizaran importantes proyectos para luchar contra el Cambio Climático tales como el desarrollo de una estrategia forestal que incluso le servirá de modelo al Gobierno Federal para la puesta en marcha de proyectos piloto REDD+ (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal con beneficios locales) en el país; la mitigación de gases de efecto invernadero de las pequeñas y medianas granjas porcícolas además que contribuirá a reducir la contaminación del acuífero regional; y la elaboración del Programa Estatal ante el Cambio Climático de Yucatán en el que se definirán las estrategias de adaptación y mitigación eficiente.

Por todo esto y más, Yucatán tiene la oportunidad de presentar y liderar a los gobiernos de la Península de Yucatán, mismos que firmaran el Acuerdo y presentarán la Declaratoria Regional de Cambio Climático en el marco de la COP-1, que incluye las iniciativas regionales REDD+, para proteger la Segunda Fuente de Oxígeno del Continente Americano (La Selva Maya) y la Estrategia de Regional de Adaptación, temas que serán objeto de arduos debates en esta cumbre de líderes internacionales y que sin duda podrían tomar a la Península de Yucatán como un referente de éxito y así facilitar el acceso a los recursos financieros para la adaptación y la conservación de selvas de la región.

Back To Top